Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

CASA DE OBRA NUEVA EN EL EMPORDÀ

Uno de mis trabajos de arquitectura e interiorismo más personales, que consistió en diseñar y construir, para mi padre, la casa de sus sueños, en su lugar preferido de Cataluña: l’Empordà.
Fue un trabajo familiar, que hicimos en equipo. Mi padre, también arquitecto, iba elaborando dibujos hechos a mano, que yo iba pasando en limpio con ajustes y modificaciones según mi criterio.
Además, mi madre gestionaba la organización del proyecto, por ejemplo, a la hora de ir a escoger materiales y llevando el control económico. Y siempre hicimos las visitas de obra los tres juntos.
A muchas de ellas fui embarazada, y de hecho, acabamos la obra con mi hijo Leopold de pocos meses.
Así, sobre un terreno irregular, con sus complicaciones y retos, hicimos realidad el requisito principal del proyecto de mi padre: una casa de volumen compacto a modo de una masía. El exterior de piedra se integra en el entorno arquitectónico de la zona, con ventanas amplias y modernas en color gris oscuro.
Diseñamos la planta baja para que estuviera preparada para recibir visitas. Y la primera planta, con vistas a campos del Empordà, fue pensada como la planta más privada, con una gran habitación para mis padres y dos habitaciones suite de las mismas dimensiones, para mi hermano y para mí.
El interiorismo es sencillo pero acogedor, combinando tonos blancos y beige-piedra, y fusionando mobiliario moderno con muebles rústicos heredados de la familia.
Del jardín se ocupó mi hermano Bernat Selva (ingeniero agrónomo) junto con mi madre, donde se creó además un huerto.
Ubicación
Año
Fotografía
Forallac
2008-2011
Adrià Goula