Previous
Next

REFORMA DE LOCAL PARA EL CENTRO DE ESTÉTICA OHLALA

Frescura. Una palabra clave en este proyecto de interiorismo, que consistió en una reforma para convertir un local en el centro de estética Ohlala, cumpliendo la normativa para la licencia de actividad.
El objetivo principal era la visibilidad del centro desde la calle: que transmitiera frescura, modernidad e invitara a entrar y coger tratamientos de belleza. Se buscó destacar las zonas de recepción, manicura y pedicura, y cuidar la intimidad en las cabinas para tratamientos.
Como resultado, se logró un interiorismo actual y sencillo, con utilización de un tono nude que permitió jugar con el blanco y la imagen gráfica de la marca.
*Proyecto realizado junto con Sandra Dachs
Ubicación
Año
Barcelona
2019-2020